• Militarium - La visión y la misión

La visión y la misión de una empresa

Los proyectos y objetivos que van a resultar de la consultoría tienen que ver con la visión y misión que se van a proyectar para el funcionamiento de la organización o empresa. En estos conceptos están la visión de la empresa en los plazos establecidos, la misión que es el cumplimiento de esta visión y los valores que rigen a las personas involucradas con la empresa.

 

Uno de los aspecto a cumplir que tiene la visión es el aspecto interno de la organización y requiere la imaginación unida a la realidad de lo que se espera al poner en marcha el proyecto, para que dé los resultados esperados y también lo que quiere mostrar al público que va a relacionarse con la empresa en sus diferentes aspectos. Por su parte, la misión, para que resulte un éxito, tiene la obligación de proveer aquellos servicios o productos que ofrece para solucionar la calidad de vida de aquellos que acceden a ellos. También tiene la función de mantener empleados que tengan un trabajo digno, con las oportunidades de crecimiento y progreso necesario, para sentirse completamente en armonía con la empresa. La formulación de la misión tiene que ser de parte de los directivos o dueños de la empresa, junto con los asesores. Es un trabajo que no tiene que ver con recursos humanos, ni marketing o las estrategias y control de la gestión.

Este tiempo es un proceso de acuerdos sobre lo que se hace y lo que se va a hacer en la empresa u organización, llegando a los acuerdos necesarios para que se materialice la misión. Aunque declarar la misión no es haber logrado los objetivos, sino parte del proceso sobre los acuerdos de lo que es la misión. Si la empresa cuenta con varios socios o directivos, todos deberán participar para llegar a acuerdos efectivos sin dejar alguno fuera. Se deben desarrollar aquellos objetivos de forma completa para ir eliminando los que no sean tan relevantes.

Debe existir una comunicación clara y efectiva para la perfecta comprensión de todos los apartes de la misión. No debe haber ambigüedades o neutralidad (suele haber entre los directivos o socios), así se evita que cada empleado tenga un concepto personal o particular sobre los objetivos que tiene la empresa. En el desarrollo de la misión y estrategias entran varias competencias como los posibles mercados para lo que se ofrece, la competencia que hay en esos posibles mercados, los proveedores, el mercado laboral en el cual se debe tener en cuenta varios aspectos para satisfacer la necesidad de la empresa y tener una buena imagen, la economía y las normativas vigentes que vienen a ser el marco regulador.

Por todas estas razones hay planificar una estrategia efectiva para que una empresa u organización funcione a medio y corto plazo, sabiendo que el primer momento es la inversión para comenzar a ser reconocidos y también para ir creando una reputación publica que respalde la empresa como fiable y prestadora de buenos servicios, mostrando valores y una buena representación por medio de empleados fiables, bien presentados y debidamente capacitados para facilitar las negociaciones es indispensable.

Publicado por | 2019-02-19T12:41:10+00:00 12 de abril de 2018|Consultoría estratégica|0 Comentarios

Autor:

Deja un comentario